Color del 2018

Uno de los tips más importantes que siempre te damos es que antes de organizar cualquier aspecto de tu boda, elijas un detalle esencial: el color temático hacia el que se va a enfocar toda la decoración. De este color depende todo, las flores, la ornamentación de las mesas y sillas, las vajillas, los manteles e incluso el atuendo de las damas de honor.

Este año se llevan amplias gamas de colores, y algunos de ellos quedarán preciosos en cualquier tipo de boda. Uno de ellos será el fucsia oscuro, que está entre el hot pink y el vino. Está especialmente indicado para centros de mesa y el ramo de la novia, y lo encontrarás en el amaranto, y en determinadas variantes de la camelia rosada, el ciclamen y el hibisco. También es ideal para el maquillaje: unos labios potentes y con personalidad destacarán sobre el blanco del vestido.

 

Te venimos repitiendo que las bodas de estilo rústico y vintage con tintes indies siguen triunfando en este 2018. A estas ceremonias les viene de maravilla otro tono en plena tendencia: el arcilla. Este marrón oscuro y con matices puede ser muy versátil. Lo conseguirás decorando algunos espacios con madera barnizada a base de palets, barriles y sillas plegables. Las hojas de plantas secas adquieren también esta tonalidad y puedes usarlas, por ejemplo, como adorno para unas velas en los centros de mesa del mismo color y que huelan a canela. La tarta nupcial la tienes fácil: que sea cien por cien de chocolate, con una deliciosa cobertura o totalmente desnuda al estilo Naked Cake